A quien madruga dios le ayuda

Ir abajo

A quien madruga dios le ayuda

Mensaje por Zonke_newlevel el Sáb Dic 11, 2010 10:46 am

OFF: Lo hice en el portatil, donde no tengo Word ni Mozilla, asi que lo hice directamente desde aquí, si tengo alguna falta de ortografia lo siento, haré lo posible por no tenerla.
-----------------------------------------------------------------------------------

Aquel bulto muerto sumido en el vacío de un temerario, para algunos, sueño, despertó lentamente sin la prisa e ímpetu de un futuro entrenador, pero es que aquello era todavía un secreto, los gritos femeninos de su madre golpearon contra las cavernas huesudas de aquella cabeza, con ferocidad y extrema rapidez, de un lado a otro, le chirriaban ligeramente los oídos, y abría pausadamente sus ojos entre sollozos, aquellos que lacrimaban, y entre abiertos podían vislumbrar la delgada figura de aquella mujer, su madre, que mecía la cortina de seda blanca dejando pasar los haces de luz, que de forma mas espantosa que los gritos, atacaban aquel dormido ser, cegandole por completo, tapándole con fogosas manos sus azuladas pupilas.

Por fín estaba en pie, un cuerpo tambaleante, curvado y sucio que se adentró al baño para ducharse y limpiarse, entre otras cosas los dientes y el cuidad pelo, pronto se veía la neblina adentrándose a su cuarto bajo la rendija de la puerta motivo de la caliente agua, alguna que otra vez gritaba porque alguien usaba el agua y salía de golpe fría
-maldita sea, me cago en la...- susurraba mosqueado y sin titubeos hacia sus adentros, su vocabulario era algo que debía cuidar.

Ya vestido entró al salón, llevaba una camiseta blanca que acompañaba con una sudadera negra, de cintura para abajo un pantalón vaquero azul claro y zapatillas negras con franjas rojas; tomaba un vaso de leche cuando miró de reojo sobre la mesa, en ella identificó una carta donde venía escrito su nombre:


-Que es esto?- preguntó curioso mientras extendía la mano para agarrarla y la abría con el cuchillo.
-Una carta, nose que será, es otra vez ese profesor- contestaba su madre de espaldas, lavando los platos sucios que había dejado su padre, ya trabajando.

La leyó interesante, de golpe la leche se le salió por la nariz y cayó de espaldas contra el suelo, la carta por los aires, curiosamente igual que la leche, ambas cairían sobre el cuerpo de aquel chico ante los espabientos de su madre, otra vez gritos.


-Mamá! Me voy, el profesor me ofrece convertirme en entrenador pokemon!- rápidamente aquel sujeto se transformó en una simple sombra, su imagen se movió con velocidad, le acompañaron los ruidos de sus pisadas sobre el suelo de madera, seguidamente, el portazo.

Zonke_newlevel
Entrenador/a
Entrenador/a

Mensajes : 6
Poke-Reputación : 0
Inscripción : 11/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.